Postboda en Barcelona

En realidad se trata de una sesión de preboda, pero realizada como si fuera una postboda. En Barcelona ciudad, eso sí.
Lo bueno de este tipo de sesiones es que se puede disponer de mucho tiempo para poder realizar unas imágenes de los novios que, en el día de la boda, resulta imposible porque todo va muy deprisa y programado. En general, en las bodas se suele disponer de entre 15-20 minutos para poder tener unas pocas imágenes de los novios en su gran día.

Esta sesión empezó a las 10 de la mañana y se alargó hasta las 19.30 de la tarde. Pero no estuvimos todo el tiempo fotografiando, claro. Se pierde mucho tiempo en llegar a un sitio, encontrar la localización y prepararse para fotografiar. Los sitios que ellos escogieron fueron: El Poble Espanyol, Las fuentes de Montjuic y entorno, la Catedral y una part del Gótico y, por último, el Turó de la Robira. Son únicamente cuatro localizaciones, pero nos llevó casi todo el día.

 Fotógrafo bodas Barcelona

El resultado es que estoy encantado con mi primera sesión dedicada a tiempo completo a una pareja muy entrañable en mi ciudad, Barcelona. Sí, fue agotadora, pero también muy agradecida. Y sorprendido por la cantidad de parejas con las que nos topamos en un lunes laborable que también fueron a estos sitios a fotografiarse.

 Wedding photographer Barcelona

Y saco notas muy positivas de esta experiencia que me servirán por si realizo una segunda sesión en Barcelona ciudad. Porque es cierto que gran parte de mis sesiones no son en la ciudad, sino a localizaciones cercanas, más tranquilas, a unos 30 minutos como mucho.


Pocos días después, tuve la ocasión de realizar el mismo concepto pero por la zona de Begur "y alrededores". Pero esto ya os lo contaré en otra entrada...